VILA NOVA DE CERVEIRA, ALREDEDORES

Excursiones recomendadas

Subida al Monte do Cervo, ermita de la Encarnaçao y convento de San Payo

 

Vista de Vila Nova de Cerveira
Vista de Vila Nova de Cerveira.

Photo credit: xovesphoto via Foter.com / CC BY-SA

 

Para realizar esta visita viniendo de Galicia, tras cruzar el puente internacional y llegar a la rotonda toma la dirección a tu izquierda y sigue el cartel indicador de “Lovelhe”, pasarás por encima de la N-13 y llegarás al lado de la iglesia, sigue adelante (tendrás en tu lado izquierdo una larga pared perteneciente al Hotel rural Malaposta) hasta que llegues a un cruce.

Sigue de frente (ojo, mira a derecha e izquierda, es un stop), ya estás en la carretera que sube al Monte (las indicaciones señalan Convento de San Payo y Ermita da Encarnaçao).

Desde VilaNova de Cerveira, tienes que salir hasta la N-13 en dirección Valença.

Antes de llegar a la rotonda para ir  a España, verás el desvío a mano derecha que indica dirección a Paredes de Coura (N-303), toma esa carretera y a unos 200 metros, verás las indicaciones de subida a la carretera que te lleva al Monte (las indicaciones señalan Convento de San Payo y Ermita da Encarnaçao).

La carretera es estrecha y con curvas, aunque se circula muy bien con la velocidad adecuada. La subida es a través de un bosque de pinos y eucaliptos (en verano, con la ventanilla abierta te llega su olor).

Te encontrarás un indicador que pondrá campo de tiro, pasadas las instalaciones verás un desvío a mano derecha que te indicará Convento de San Payo y de frente, por la misma carretera que vienes, te indicará la ermita de la Encarnaçao. Puedes visitarla ahora o al regreso, pero desde luego no debes dejar de ir.

Ermita Encarnaçao
Ermita Encarnaçao

Ermita de la Encarnaçao

Es una minúscula ermita rodeada de arboles y colgada de la montaña con unas vistas majestuosas de Vilanova de Cerveira a sus pies, el río, la orilla española y la desembocadura del río Miño.

El lugar, además, está muy bien acondicionado con mesas de piedra y muy arbolado.

El Cervo

Siguiendo la carretera dirección San Payo, subirás hasta dejar la zona arbolada detrás y te encontrarás rodeado de una zona rocosa.

A mano izquierda verás la indicación para acceder al mirador do cervo (ciervo), a través de una carretera que te llevará enseguida a un aparcamiento donde dejar el coche y acceder andando al enorme ciervo que se divisa desde tantos lugares.

Las vistas son increíbles. Antes de salir de nuevo a la carretera verás un pequeño lago.

Convento de San Payo

Debes seguir la carretera hasta que al final de un tramo comienza una bajada muy pronunciada hasta llegar al convento.

Es uno de los lugares más interesantes de esta zona de Portugal.

Para empezar el propio edificio (unas ruinas) se han reconvertido en un magnifico museo con esculturas del pintor José Rodrigues y recuerdos de sus viajes por el mundo.

José Rodrigues ha creado en este convento un lugar para los amantes de su obra y del placer de estar en un lugar tan asombroso.

La visita al convento, su museo y el parque con esculturas al aire libre son de los rincones más bonitos de esta zona de Portugal y merecen el desplazamiento sobradamente.

Molinos de Gávea

Desde Vila Nova de Cerveira por la carretera N-302, dirección Paredes de Coura (Avenida da liberdade), hasta llegar a un cruce en el que deberás seguir la carretera a tu derecha (hay una isleta con un árbol, y un cartel indicador de Paredes de Cora, Candemil).

Toma esta carretera hasta llegar a Gávea. Justo al comienzo de una curva a tu izquierda –ve con cuidado- verás el edificio del centro de interpretación y una subida con el suelo empedrado que debes tomar para aparcar el coche arriba.

Son cinco molinos restaurados en una zona de increíble belleza, rodeados de montaña y un espeso bosque. Es posible comer allí si te gusta el picnic, pues dispone de mesas. Uno de sus atractivos –además de los molinos- son las cascadas de agua que verás.

Convento San Paio
Convento San Paio

Photo credit: Woopi via Foter.com / CC BY-NC-SA

San Paio
San Paio.

Photo credit: Woopi via Foter.com / CC BY-NC-SA

Deja un comentario